viernes, diciembre 15, 2006

Una pieza fundamental en el catálogo del coleccionista pictórico

Uruguay: Río de los pájaros pintados. Si tuviera a mano el diccionario Español-Charrúa-Español, le agregaría el equivalente de "ísimos" al adjetivo. (Quiero decir, a la segunda mitad del adjetivo, porque, en este caso, "pájaros pintados" vendría a oficiar de adjetivo de "río". No, no es que me quiera hacer el fenómeno que da clases de lengua española. Pero sí, pero no.)

Además de ser brechtiana y pirandellamente perfecta, la telenovela argentina "Sos mi vida" es una Biblia, una fuente inagotable de conocimiento que, en el caso que voy a pasar a contar, no sólo confirmó un dato que yo -y cuántos más- ya sabía, sino que lo situó en una nueva dimensión. Digamos que "Sos mi vida" dictó cátedra. Nada volverá a ser como antes. Hubo un antes y un después del capítulo de hoy, jueves 14 de diciembre de 2006. La lejanía de Uruguay respecto de TODO quedó definitivamente estacionada, marcada, encuadrada y envuelta para regalo al planeta que la Nasa acaba de descubrir en la frontera del Sistema Solar y al que bautizó "La Concha de la Lora".

Jerónimo, al parecer ex novio de una de las hijas adoptadas por Martín (Facundo Arana, es sabido), volvió súbitamente de Uruguay. Se encuentran en la calle cuando el amigo del hermano de ella la está por besar, y ella le pregunta: "¿Pero vos no estabas en Uruguay?".
Hasta ahí todo bien. Se inserta, como en tantas otros episodios de la televisión argentina, este "bendito país". Uruguay, ¿quién no conoce Uruguay? Punta del Este, Colonia, Enzo…

Pero la escena estaba a sólo escasos segundos del escándalo, la debacle. Cuando Constanza, madre adoptiva de esta chica los pilla besándose (con Jerónimo), le pregunta: "¿Vos no estabas en Paraguay?". Jerónimo lanza un suspiro, y como si estuviera intentando imitar la cara de Ontono en la playa de Tel Aviv luego de haber sido consultado 4.555.999.652.001 veces sobre su origen, lanza un suspiro, baja la cabeza, dice "cansado" con sus ojos y verbaliza en bajo tono de voz: "En Uruguay, señora".

La situación era un poco graciosa, y hasta tolerable y comprensible, si se tiene en cuenta el papel de "estúpida II" que, tras Deby, ejerce Connie. Pero pasados otros pocos segundos (¡sí, sí, señores, todo esto en un mismo bloque!), vemos al hermano de la chica hablando con su fracasado pretendiente. "¿Cómo te fue con mi hermana?", comienza la charla, hasta que en un momento el hermano llama la atención: "¿Pero ese tipo no estaba en Colombia… Uruguay?" (¡!). ¿¡Colombia… Uruguay!? Disculpen el abuso de signos, pero es que no conozco otra forma de traducir a word la carita del msn con los ojitos bien abiertos. Quiero aclarar que el tipo se "corrigió": los puntos suspensivos son una traducción de este narrados al "quiero decir" que se le pasó por la cabeza al personaje. Confíen en mí: lo dijo en ese tono. Lo aclaro para que no interpreten que quiso referirse a algún pueblo uruguayo denominado Colombia.

Detalles de interpretación al margen, todo disparó en mí una convulsión de pensamientos, pero uno estaba subrayado con marcador fluorescente rosado: "¡Hasta para los argentinos ya somos un país exótico!". ¿Si no eran los argentinos, quiénes, en la "comunidad internacional", podían conocernos? ¿Quiénes podrían atestiguar de nuestra presencia en el censo internacional de países? ¡¿Quiénes?! ¡Por favor! ¿Cómo pueden abandonarnos así? Fue como si mi hermano hubiera sufrido un ataque de amnesia repentina, como si Maradona hubiera que él, en realidad, se destacó en básquetbol gracias a que usó calzoncillos rojos.

No faltarán los pseudointelectualoides de siempre que atribuirán estas escenas a un guiño del director de la telenovela, quien, según esta teoría conspirativa, habría tomado partido en el megaconflicto de "las papeleras". Por el momento, pienso que esa teoría no es correcta. Que, en realidad, no somos tan importantes como para que el tipo se haya tomado el trabajo de tirar línea de interpretación cual si se tratara de una obra de Brecht (¡vaya paradoja!), sino que somos tan importantes como para no existir, para no existir en la telenovela cuya protagonista femenina es esa gran actriz uruguaya que se llama Natalia Oreiro (¡!).

Uruguay: Río de los pájaros pintadísimos.

viernes, noviembre 03, 2006

A la espera

Viajo por España, lo que causa la pausa de este blog. Demasiadas cosas para contar, y demasiado pocas. Demasiado poco tiempo para escribir. Paciencia.

lunes, octubre 23, 2006

lunes, octubre 16, 2006

"Caminar sobre el agua" y "Superman"

Sigue sin decepcionarme Eitan Fox: "Caminar sobre el agua" vuelve a mostrar la sutileza con que teje sus historias. La películas de Fox son concéntricas: un tema central en un personaje central. Lo emocionante de esos filmes es que uno descubre que el mismo tema salpica al resto de los personajes y desprende subtemas. Son gotas que, para mantenerse con su tamaño original, se mezclan con otras y generan temas mixtos o complejos de interesante reflexionar. Eso sí: el tema de la homosexualidad es la columna vertebral de su obra (él mismo es gay y no desperdicia ninguna oportunidad para rendir homenaje a la cultura gay burguesa). En "Caminar sobre el agua", relata la historia de un agente del Mossad que, luego de experimentar el suicidio de su esposa ("Matás a todo aquel al que te acercás", le dejó escrito en su carta despedida), debe asesinar ("adelantarse a Dios", según él mismo y su jefe) a un moribundo nazi. El tema del filme: la reconciliación del pueblo judío con el pueblo alemán. La reconciliación de las nuevas generaciones. Del nieto gay que hubiera sido víctima de su abuelo con el israelí víctima de la inercia rencorosa de su nación. La reconciliación entre el mundo homo y el hetero. La reconciliación del judío consigo mismo como ser humano. El instante sublime y, en la mirada de Fox, esperanzador, en que desaparecen las viejas generaciones y nacen las nuevas, ya limpias de toda culpa y todo rencor. Es cierto que la mirada de Fox es muy optimista, telavivi, ingenua, pero la expone con verosimilitud. También es cierto que en algún punto la película se toca con "Munich", de Spielberg, pero Fox la creó en 2004 y el americano en 2005. Otras recomendables de Fox: "Yossi & Jagger" y "La burbuja".

Vi "Superman vuelve". Citando a Johanna Wulf, mi chica, la película tiene distintos niveles de lectura, y eso es lo que genera placer en el espectador atento. Aunque cae -necesariamente- en los clisés de la industria, "regala pastillas" (Wulf dixit) a los que alguna vez estudiaron unquesea un semestre de semiótica. Las referencias a Cristo son muy claras, pero no dejan de adecuarse al tema. La pintura del protagonista, hiperrealista, busca, paradójicamente, alejarse de la realidad. No hay necesidad de justificar los superpoderes: simplemente están, y se asientan únicamente en la hipertextualidad, en el pasado del superhombre. Del comic a la pantalla de la forma más directa posible. Sin engaños. Sin fingir que una historia de superhéroes es una historias de héroes.

Aunque la instroducción es demasiado larga, el resto de la película mantiene al espectador pegado a su butaca muerto de suspenso y disfrutando como loco de la acción y los efectos especiales (con errores, claro). Como dice la Rolling Stone, Routh encarna un Superman muy casto. ¡Pero cajaro! ¡Es lo que debe ser Superman! ¿Cómo un superhéroe no va a ser puritano? Y además, ¿cómo va a hacerle daño a un ser humano, en este caso White, el esposo de Luisa Lane? Y Lex Luthor está genial, aunque me hubiera verlo más furioso y más perverso.

Esos pequeños pensamientos que todos tenemos y los enterramos bajo la alfombra como si fueran perlas de plástico

Cuando se subió al ómnibus sabía que tenía por delante una hora y media de viaje. Quería dormir. Pero sólo pudo elegir entre los únicos dos asientos vacíos. Cuando se acercó al que estaba frente a la puerta del medio, se percató de la presencia de ella, una "amiga" de la infancia. Se habían visto una vez por semana, y fue ella quien le presentó a su primer novio. Se hizo la boluda. ¿Cómo puedo saludarla después de 20 minutos de hacerme la boluda? La respuesta fue simétrica. Dos argentinas en Israel, después de 15 años sin verse.

Fue casi en simultáneo que comenzó a irritarse y a pensar en tomar la iniciativa. Nadie le daba el asiento a la mujer con el bebé en brazos. Pero la duda la traicionó. Ese segundo de duda. Ese segundo en que se quiso levantar pero algo le recordaba que quería dormir. Irritación y consuelo al mismo tiempo. La chica a su lado le ganó de mano. ¡Justo ella! Se tuvo que fumar la cara de orto de la madre, que le decía con los ojos: "Hijaputa egoísta". Se durmió.

lunes, octubre 09, 2006

Un crisol de razas... por favor!

La sociedad israeli es muy plural. Multifacetica. Un crisol de razas. En los ocho meses que llevo aca, nunca tuve una charla con un religioso o religiosa, nunca con un yanqui sionista, con los franceses los encuentros fueron superficiales y una sola vez mantuve una conversacion digna de tal con un arabe. Los etiopies: diria que no existen mas que como paisaje de la ciudad, si no fuera porque me hice de una amiga que, de casualidad, vivio seis meses en mi mismo edificio. Los marrocanos son un asco de gritos y cadenas de oro, y los israelies "autoctonos" varian desde el deshecho radiactivo en estado puro hasta la pureza de alma. Los australianos y sudafricanos andan boyando por ahi (la plabra debe de venir de "boya", me suena que es con "y").

Con los sudamericanos todo es mas facil, aunque el espectro no se abre tanto, dado que ya hay un grupo de amigos medianamente estable. Claro que por "sudamericanos" me refiero a uruguayos, argentinos y brasilenios. Con los que estan fuera del barrio tambien esta todo bien, pero estan fuera del barrio, viste? La sociedad israeli es un crisol de razas.

Salgo el 30 de octubre de Tel Aviv y el 11 de noviembre de Madrid.

lunes, septiembre 25, 2006

Madejas manuales

Años después de haber demostrado ante sus colegas que la piel nace y muere en el ombligo, y que narra la historia de los individuos en cada pliegue, el doctor Wilhelm Lichtbaum presentó, en el XIII Congreso Internacional de Medicina Forense, una de las teorías que se le habían presentado como consecuencia deductiva natural de aquélla.
Si el tejido que cubre el cuerpo humano puede ser descosido y vuelto a coser tomando al ombligo como punto de partida y llegada, era razonable, entonces, hipotetizar sobre la posibilidad de que ese órgano estuviera compuesto por distintas partes. ¿Quién podía concebir, en la era pre-Lichtbaum, que un órgano que daba la apariencia de estar adosado al cuerpo, o, más bien, ser parte indiscriminable de él, pudiera deshacerse tan fácilmente? La cuestión no estaba planteada en la arena de las posibilidades prácticas, sino en la capacidad imaginativa que permitiera descubrir algo que estaba allí pero debía ser librado del velo teórico que lo cubría.
La piel, de esta manera, daba apariencia de ser algo que no era, o al menos de estar presente en la anatomía humana mediante un sistema que tampoco era real. ¿Por qué, entonces, no imaginar que la apariencia de homogeneidad que exhibe la piel es engañosa? Años antes, Lichtbaum dejó atónitos a sus colegas con una demostración empírica practicada con el cuerpo de un cadáver. Evidentemente, en esa instancia el excéntrico investigador no tuvo posibilidad de comprobar qué reacciones generaba el desprendimiento en el muerto. Tampoco estaba entre sus intenciones. A posteriori, sin embargo, la pregunta estalló como algo natural. Pensó Lichtbaum: “De haber estado vivo, ¿qué habría sentido? El dolor, ¿habria sido igual en todas las partes? ¿Y habria sólo dolor lo que hubiera sentido? Si las costuras del vientre hablaban de la desnutrición de su vida de linyera, ¿habría sentido hambre cuando se le descosió esa parte? Y esas costuras, ¿denotarían en vida alguna función adicional, es decir, darían la orden de alerta ante la falta de alimento, por ejemplo?”.
Durante nueve años, Lichtbaum se afanó en averiguar cuánto de verdad había en la nueva hipótesis: así como el cuerpo está formado por multiplicidad órganos que cumplen una o varias funciones cada uno, la piel tiene, además de cubrir y proteger carne, huesos, tejidos y órganos, otros cometidos. Si podía “narrar” una historia, también podría cumplir otras funciones, acaso más simples y “biológicas”. Lichtbaum imaginó a este órgano como una frazada compuesta de retazos sensoriales o funcionales.
A la hora de iniciar los trabajos de campo, a Lichtbaum se le planteó un dilema: ¿debía investigar con modelos elegidos al azar o debía incluir en su selección algún criterio de diferenciación? Aunque adscribía a la escuela “antirracial” (aquella que sostiene que no existen diferenciaas de funciones en las partes de organismos pertenecientes a personas de distntas etnias), se percató que diferentes culturas daban tratamiento distinto a la piel. En consecuencia, concurrió a ritos de agujereamiento de orejas de algunas tribus africanas, para hacerse de muestras de los trozos extirpados. Lo mismo hizo con pedazos de piel de nariz, mentón y frente, de esas mismas tribus y otras, así como de trozos de piel de personas “blancas” y “amarillas”.
Los avances llegaron cuando se dedicó a estudiar a un voluntario judío, a quien solicitó participación movido por el ritual de la circuncisión. Antes, al convencerse de la eventual utilidad que podría brindar un judío para su investigación, se había dirigido a la sede de la organización social y religiosa de la comunidad, a solicitar colaboración. Escépticos ante el extraño interés del forense de apellido alemán, los máximos dirigentes de la comunidad se negaron a prestarle ayuda para encontrar voluntarios1.
Cabizbajo, y pensando en ciertos temas relativos al racismo y los prejuicios, regresó a su casa con la convicción de que su aventura teórica había conocido su fin. Sin embargo, un mes más tarde, un amigo industrial lo invitó a la ceremonia de inauguración de una de sus plantas. En el acto, su amigo le presentó a un periodista que había concurrido a “cubrir” el evento y minutos después de haber iniciado la charla descubrió que era judío. También notó que era una persona razonable, y por eso su miedo a ser rechazado nuevamente cedió ante sus responsabilidades científicas y le narró su experiencia. “Es una verdadera pena”, le dijo al cronista. “Los judíos se niegan a colaborar con mi investigación, y creo que es en ustedes donde reside el secreto”. No sorprendido por la reacción que -según le narró Lichtbaum- tuvieron los dirigentes comunitarios, el periodista esbozó una leve sonrisa y afirmó: “Doctor, no todos los judíos suscribimos a las directivas institucionales. Yo me ofrezco como voluntario”.
El científico puso manos a la obra al día siguiente. “Si la piel”, razonó, “está íntimamente ligada al sistema nervioso (ello se observa claramente en sus reacciones ante el dolor), entonces sus funciones ‘activas’ trabajan mediante el viejo mecanismo ‘causa-efecto’”. Por lo tanto, montó un operativo de observación permanente del periodista, estimulado por distintas causas. Por un lado, hizo instalar cámaras en todos los rincones de su casa, sita en Miniver 1984. Por otro lado, hizo instalar una cámara en las gafas del investigado. Las imágenes recogidas eran enviadas -vía satélite- en tiempo real a monitores instalados en la casa de Lichtbaum.
Nueve meses de investigación dieron resultados sorprendentes. Lichtbaum descubrió algo que había comenzado a percibir, muy lentamente, a partir del tercer mes: el individuo carecía por completo de aptitudes prácticas. Vale decir, todo aquello relacionado con las tareas prácticas –especialmente las manuales y, más especialmente aún, las domésticas- era absolutamente irrealizable para el periodista. Por ejemplo, carecía de la habilidad necesaria para hacer la cama, desconocía la manera de activar una tostadora o manipular una sanwichera, y se frustraba ante la imposibilidad de encender una hornalla. Las inhabilidades se extendían en círculos concéntricos de la vida cotidiana: llevaba varias llaves sueltas en lugar de reunirlas en un llavero, se equivocava sistemáticamente de calle cuando debía concurrir a un lugar conocido o desconocido, y era seguro que algo se le caería cuando maniobraba, al mismo tiempo, con su grabador y su libreta de anotaciones.
Lichtbaum pudo descartar rápidamente su hipótesis de que la incapacidad del reportero se limitaba a lo manual (lo que no lo habría diferenciado de otros varones no circuncisos pero con dificultades motrices). En este caso, había algo más. El problema radicaba en la forma en que el periodista pensaba que podía “resolver” sus problemas. ¿Cómo se explicaba, si no, que, pese a los años de experiencia, cada vez que debía utilizar el microondas, preguntara a su mujer qué botones debía presionar?
Lichtbaum acudió a pedir ayuda a su amigo Aim Suloc, neurólogo. Los siguientes seis meses de investigación los emprendieron juntos, con exámenes realizados directamente al cuerpo del voluntario.
Descubrieron, finalmente, que el secreto radicaba en el prepucio, o más bien, en la ausencia de éste. Ese pedazo de piel, inexistente en el investigado, es, en quienes sí lo poseen, el “centro de comando” de las actividades prácticas. Las habilidades del varón para realizar tareas que no sean imaginar, reflexionar, hacer el amor, practicar un deporte o cumplir tareas laborales, reciben órdenes desde distintas zonas del sistema nervioso, pero es en las células del prepucio donde se “hallan” esas habilidades.
El descubrimiento de los científicos no es novedoso sólo por su contenido, sino también por el métido de investigación. No descubrieron la función del prepucio hurgando en él, sino en un cuerpo que no lo tiene. Según lo hallado por Suloc, ese trozo de piel está íntimamente conectado con la médula espinal, que es, en este caso, la que envía las órdenes, en base a estímulos previos del cerebro. La masa gris comunica a la médula: “Debo hacer una tostada; resuélveme el problema”. La médula, pues, transmite la orden al prepucio, donde se concentran los paquetes codificados de habilidades prácticas. Éste devuelve el estímulo en forma de solución, que es entregada por la médula al cerebro, encargado de ordenar directamente los movimientos a las extremidades y órganos sensoriales. (En la mujer, todo este proceso se da exclusivamente dentro del cerebro.) Pero prepucio y médula espinal se funden de tal manera que se hace imposible sospechar que una parte de la piel sea la alacena donde se encuentran las soluciones a los problemas prácticos. Es sólo cuando el prepucio es extirpado que se percibe la disfunción.
Tras estudiar a amigos y conocidos judíos del periodista, los investigadores llegaron a la conclusión de que los varones circuncisos pierden, en el momento de la extirpación, entre el 50 y el 100% de su capacidad para resolver problemas prácticos.
A Lichtbaum le llevó unas semanas redactar el informe. Fiel a su estilo, al Congreso no concurrió con un cadáver para demostrar su teoría, sino con chips de cámaras filmadoras digitales y una pantalla donde exhibir imágenes. Una vez que estuvo frente a la audiencia, se calzó parsimoniosamente los lentes, desarrugó unos papeles, los planchó y distribuyó sobre la mesa y comenzó a hablar con aquella voz obstinadamente monocorde: “Estimados colegas: ya que en el VIII Congreso me gané su respeto tras demostrar mi teoría Madejas de Piel, aprovecharé el crédito que la popularidad me concede para demostrar mi nueva teoría sólo con imágenes proyectadas. Sé que lo descubierto no tiene mucho que ver con la medicina forense (pese a que muchos consideren a la parte central de mi investigación como un trozo de piel “muerto”), pero es a este ámbito a donde pertenezco y, además, la investigación surgió de la anterior, más relacionada a lo forense. El doctor Aim Suloc descubrió parte fundamental de la teoría y merece tanto crédito como quien habla. En instantes, él les presentará la teoría”.
Se apagaron las luces del salón y en la pantalla se vio al periodista en -fallida- actividad en una cocina. Mientras se sucedían las imágenes, Suloc explicaba la teoría. Cuando terminó, el público, lleno de admiración, estalló en aplausos. “Un momento”, interrumpió Lichtbaum. “Todavía hay una punta de la teoría que quiero exponer”.
Según el médico, en su teoría se encuentra la explicación biológica de la tendencia del pueblo judío a realizar aportes intelectuales en cantidades que no encuentran relación proporcional con el número de miembros de esa nación. “Así es como se entiende la aparición de Jesús, los rabinos talmúdicos, Spinoza, Marx, Einstein, Allen, Chomsky, Perutz, Wiesel, Spielberg y otros tantos. Todos tienen en común su tendencia al divague mental, la abstracción y la argumentación por la argumentación. No quiere esto decir que todos los varones judíos se dediquen a estas actividades, sino que, dentro de ese grupo humano, aumentan las posibilidades de aparición de esos fenómenos, donde el desarrollo de la masa gris parece reemplazar la carencia del prepucio. Por otra parte, considero que mi teoría explica el ‘fenómeno idishe mame’, es decir, el fenómeno de la madre judía: ser absolutamente incomprensible para las mentes racionales, suple la carencia de habilidades prácticas de su hijo varón para dotarlo de instrumentos que le permitan sobrevivir. Sin embargo, esta aparente mera sustitución se convierte en una acumulación de habilidades desmedida, que la lleva a una hiperactividad que, de no existir, la conduciría a la locura. La idishe mame necesita hacer, ir, venir, siempre que se trate de asuntos relacionados con su hijo. Sobre éste, el efecto es, muchas veces, una acentuación de lo que trae consigo desde su octavo día, cuando le es extraído el prepucio”.
1 Aunque era forense, Lichtbaum estaba convencido de que esta investigación debía desarrollarse con voluntarios vivos. Conocido es, ya, su poco respeto a las reglas convencionales de la profesión.

viernes, septiembre 15, 2006

Visita al Líbano

Hoy compré el diario. En un pequeño recuadro de la página 6, se informa lo siguiente:

"Luego de una visita de cinco días a Siria, llegaron ayer al Líbano los tres parlamentarios israelíes del Balad (partido árabe), Azmi Bashara, Jamal Zajalka y Wasel Taha (o Tahe, no se), que fueron recibidos por el presidente del Parlamento Libanés, Nevia Beri.

Los tres saben que serán sometidos a una investigación una vez que regresen al país, pero ello no les impidió continuar hacia el Líbano, en una 'visita de solidaridad con el pueblo libanés tras la guerra'. Llegaron en la tarde de ayer a Beirut. Pocas horas después, el diputado Bashara recorría las zonas destruidas de Beirut, junto a un representante del Hizbolá, y bendijo al pueblo libanés por su determinación durante los ataques israelíes.

La visita por el Líbano continuará dos días más. Desde el Balad dijeron ayer que 'el objetivo de la visita es llevar solidaridad a las víctimas de los bombardeos israelíes, que destruyeron al Líbano', y tener encuentros con líderes libaneses, incluida la reunión que tendrán esta mañana con el primer ministro, Fuad Siniora".

domingo, septiembre 10, 2006

Comiendo flash

Despues de comer, con Chela nos fuimos a bajar el verde que habia traido de Tel Aviv y directo al cine del kibutz. Mision Imposible 3, con Tom Cruise y Philip Seymour Hoffman (como siempre, el que se roba la peli).

Yo siempre me ubico en el medio, pero Chela lo hace al fondo. "Esta bien", me dije, "cambiemos una vez". Pasaron unos 15 minutos hasta que empezo la pelicula. Quince minutos de flash. Cual dioses desde el olimpo, ibamos anotando la llegada de uno y cada uno de los espectadores. "Este era el que trabajaba en la cocina, entre el 12 de mayo a las 5 de la maniana hasta el 14 a las 8". Sin tanto detalle, ibamos marcando a los personajes de 1999 que volvian a repetirse en la pelicula que estabamos viviendo.

El climax de la experiencia fue la entrada (gloriosa, cuando no) de Amnon. Para aquellos que no lo conocen, Amnon tuvo un accidente automovilistico cuando tenia 17 anios (hoy supera los 50) y no quedo muy bien del mambo. Amnon entro, se puso de espaldas a la pantalla y, apuntando a un lugar donde no habia nadie, disparo un tiro con su poderosa "mano-pistola". El "pssss" que emergio de su boca confirmo la salida de la bala.

Otro momento interesante fue cuando vimos sentados, el uno al lado de otro, a Nancy, la profesora de hebreo, y su esposo. No se como flasheo Chela que el tipo era esposo de Ofra o Gaby (no me acuerdo), pero yo estaba -y estoy- 100% seguro de que es el esposo de Nancy; es el que se re copaba hablandonos en ladino y nos llevo a subir una montania en el Negev. A ese mismo tipo -cuyo nombre no recuerdo- lo volvi a ver jugar al tenis de tardecita, pero esta vez no con Zvi, el entonces segundo profesor de hebreo que ahora sigue enseniando en Nitzana, sino con el esposo de Tamar, mi madre adoptiva y madre real de Dudu Arnold, que bailaba con la cabeza entre los hombros y fue salvavidas en la piscina.

Hablando de los Arnold, mientras almorzaba ayer se me acerco, en un ataque de nervios gigante, la propia Tamar. Esta muy vieja y tiene un notorio temblequeo en todo el cuerpo, especialmente las manos y la cara. Le prometi que iria a visitarla de tardecita, pero cuando encare para alla me perdi, no encontre nunca la casa. Como la seniora vive fuera del kibutz, solo podre reintentarlo el proximo fin de semana que me quede en el.

Ahora son las 8 de la maniana; ya desayune mis clasicos huevos con mayonesa y me voy a dormir. Hoy tengo un dia ocupado: debo comprar una tarjeta de llamadas telefonicas internacionales y pedir en la lavanderia que le pongan un boton a mi short.

jueves, septiembre 07, 2006

El orgasmo de la cosquilla

Teoria de Chela: el escalofrio de la cosquilla es el orgasmo de la cosquilla. A ver... Segun Chela, existen dos niveles de la cosquilla: la cosquilla asi nomas y la cosquilla que te mata, que "quebras" de cosquillas, que no podes mas. Ese "quiebre" de cosquillas te produciria tanta, pero tanta cosquilla, que sentis un escalofrio. Y para definir a ese escalofrio, Chela sostiene que vendria a ser lo que el orgasmo al sexo, o sea, "el orgasmo de la cosquilla". No se, yo nunca senti ni escalofrios ni orgasmos con la cosquilla. Por otra parte, hace aaanios que no me hacen cosquillas.

Drogones

Como les gustan los posts que incluyen sustancias psicotropicas, eh? Son los que mas exito tienen en materia de comentarios. Drogones...

miércoles, septiembre 06, 2006

Anonimos

Debo decir algo: me embolan los anonimos. No porque sean anonimos sino porque se que son de gente que me conoce y no se pone las pilas al firmar. Vamo, che, media pila.

Amor

Que tarado, para que quiero ser autosuficiente si entre Sabina y Calamaro ya lo dijeron todo. No se puede cambiar de corazon como de sombrero sin haber sufrido primero. Hoy soy feliz.

El palo de Moises

El tipo habia viajado al Sinai, Egipto, muchos anios atras. En el camino de regreso a Israel, en el medio del desierto, se encontro un palo con una forma rarisima. Le hizo evocar el palo que Moises usaba de baston. Lo levanto y se lo llevo.

Ya en Israel lo llevo a la Universidad Ben-Gurion de Beer Sheba, al Departamento de Arqueologia, para que le dijeran si tenia algun valor historico. Efectivamente, el palo tenia cientos o miles de anios (las versiones varian segun los amigos con los que hables; Gady hasta tiro que tenia un vinculo con los judios que vagaron 40 anios por el Sinai).

Si hay algun sitio a donde tiene que llevar ese baston es a las fiestas rave. Pero esta vez no le fue bien. Lo perdio. A eso de las cinco de la maniana empezo a preguntar a uno y cada uno de los participantes si lo habian visto, que lo dejo apoyado ahi y que tiene aproximadamente este alto. Recorrio toda la zona. Salio de la zona de la fiesta y volvio. Unas horas mas tarde lo vimos tirado, super bajoneado, como si hubiera tirado la toalla.

Pero cuando llego la policia por segunda vez, despues de haber cerrado la fiesta, volvio al ataque. Los milicos se habian subido a la camioneta y empezaban ya el camino en reversa, cuando se le pego a la ventanilla del conductor. Lo vi de lejos, y vi la senia: "Hasta aca de alto". Ellos se iban y el los corria. Pocos minutos mas tarde lo vimos correr entre las montanias. Yoel se rio mucho, Chela lo reprimio por falta de respeto. Yo pendule.

lunes, septiembre 04, 2006

Acidez

Todo el mundo sabe que es una rave, cierto? Bien. Situemonos entonces en un campo perdido a poquitos kilometros de Sderot, ciudad de la que habran oido hablar ultimamente. Una gota de acido diluida en agua. Salida en auto por las comodas carreteras. Un mensaje grabado en el telefono explicando en detalle como llegar. Al salirse de la ruta, un camino de tierra que se transforma en un laberinto nocturno. La senial que indica el camino son tiras de papel higienico colgadas de las ramas de los arboles. Chuchos de acido desde el principio hasta el final.

Es cierto lo que dice Rafa: la experiencia puede volverse vacia. En realidad, yo no fui a buscar demasiado, mas que a pasar un buen momento. Siempre visualice esto como algo vacio. La "experiencia emdi" no me va; esas minitas (y algun que otro pibe) que se ponen la una frente a la otra y se miran durante horas sin hablar, se abrazan y todo eso. Jamas pense en buscar nada profundo en el acido ni en la musica electronica. Para mi, lo profundo va por otro lado: los libros que lei y que leo, las peliculas que vi y que veo, y los discos que escucho (pasan la prueba los que puedo disfrutar "de cara"). Y, por supuesto, las experiencias de vida, principalmente tambien "de cara". Ahi esta lo profundo.

Asi que nada de filosofadas ni busquedas de cosmos. La unica duda existencial que me saque es la siguiente: existen los pitufos. Puedo asegurar que existen. Fui a mear y estaban ahi, al lado mio, aunque cuando mire hacia el costado habia solo plantas. Me paso varias veces: veia personas a mi costado que, cuando me volvia para verlas, no estaban. En la mayor parte de los casos no me concentre lo suficiente como para delirar del cuelgue, pero debo tenerme paciencia, fue la primera experiencia real (Rio no cuenta, y la otra fiesta menos; no pego).

Cuando estaba amaneciendo subi a una montanita, me sente y vi la fiesta de arriba. El lugar, re flashero de noche, era una cosita de nada de dia, rodeado de colinas y campos verdes. Un paisaje increible. Pero no es el cuelgue del faso, ese cuelgue ecologista. Entonces de repente empece a ver que desde el cielo caian hacia la fiesta focos gigantes de luz, iluminandola como si fuera una discoteca mundial. Los focos salian de "ventanas" que se abrian del cielo, y Dios era el DJ. Al mismo tiempo, el aire vibraba al ritmo del bum bum. No es una metafora, vibraba de verdad. De mas esta decir que el cuelgue con la musica duro horas, bailando en un metro cuadrado.

A las 8 cayo la cana. Se escondio lo que quedaba de carton y se espero. Cerraron la fiesta. Chela le gritaba desde abajo a la milica que denuncio: "Puta, conchuda de mierda, veni a bailar". Ella, como si nada. La gente queria mas, y empezaron a hacer ritmo con las palmas. Aparecieron dos darbukas. La fiesta siguio mas de una hora en version acustica, y se fue de las manos cuando empezo a caer agua en forma de lluvia desde el techo de lona. Eran unas minimangueras conectadas a un cubo de agua, destinadas a refrescar a la gente en las primeras horas de sol. Al poco tiempo, una mina bailaba en topless con un tipo revolcandose los dos juntos en el barro.

A la salida se vio circulos de pasto y arboles quemados. A Chela le parecio bello, y Mati cayo en la cuenta, para conocimiento de todos, que se trataba de los puntos donde habian caido misiles Kassam.

miércoles, agosto 30, 2006

Paciencia

Paciencia, gente. Habra actualizacion post-rave de fin de semana. Ya estare instalado en el desierto del Negev.

lunes, agosto 21, 2006

La velocidad de la transpiracion

Salimos de Jerusalen a las 19.30. Destino: Mar Muerto. Ibamos a acampar, y al otro dia cruzariamos la ruta para empezar una caminata de tres horas entre las montanias del Desierto de Judea, andando la mayor parte del tiempo sobre los dos centimetros de altura del rio que corre por el medio y parando en una catarata principal y, luego, una piscina natural. Agua fria en un ambiente de 42 grados.

Nos habiamos empezado a preparar desde el mediodia. Mientras mirabamos lucha libre, yo arme nueve porros con mi limitadisima capacidad motriz. Michel habia preparado los sanguches, el agua y los sombreros con cuellito. Dormimos una siesta y arrancamos.

La ruta de salida de Jerusalen es muy buena, super ancha y siempre casi vacia. Muy rapida, con unas estructuras de hormigon gigantes a los costados. El primer porro se encendio al cruzar "el puente". Y el primer error de Michel al volante, inmediatamente despues. Se metio en Maale Adumim, asentamiento judio en territorio palestino, contiguo a Jerusalen. Freno en la entrada de la ciudad ante la soldado armadisima y divina, y con total naturalidad le dijo que habia cometido un error y que queria salir para el Mar Muerto, ante lo cual esta respondio con las indicaciones del caso. Tenes chapa amarilla (israeli), hablas bien el hebreo, tenes cara de sefaradi pero sos judio. Todo bien.

Retomamos el camino y el porro ya habia hecho su efecto mas contundente. Sin darnos cuenta como, de repente estabamos en una carretera angosta y sin luces a los costados. Seguimos charlando como si nada. En un momento, Michel descubre que todas las chapas de los coches que nos pasan o se nos cruzan son verdes, o sea, son palestinos. "Donde estamos?", pregunta Michel, que hace cinco anios vive en la capital. "La concha de la madre, donde carajo estamos!?". Cerca de ahi, muy cerca de ahi, dos soldados se perdieron en su camioneta militar hace algunos anios y terminaron linchados en Ramallah.

Silencio. Los coches seguian pasandonos y seguian cruzandonos. El sentido del sionismo -sobre el cual veniamos deliberando- ya no nos interesaba. El tema era salir de ahi. Lo unico que podia hacer Michel era seguir conduciendo. Con un elastico en mi pecho intente tranquilizarlo, decirle que ta too bien, loco, no te quemes, tamo bien tamo bien.

La oscuridad era cada vez mas densa y la velocidad de los autos mayor. Yo queria que bajara la velocidad, pero tenia claro que era mas peligroso hacerlo que seguir rapido. Finalmente vimos el cartel con letras en hebreo que indicaba que si, que estabamos en buen camino.

Fueron cinco minutos de transpiracion. Encendimos otro porro.

jueves, agosto 17, 2006

La sobrina de Chela

Hoy Chela recibio una cartita de su sobrina de 6 anios. Dice asi:

"OLA MARSEL SOI DANA TES TOI CHAMANDO DE MONTEBIDEO DANA Y ANDREA CON SAMY TE MANDAMOS ES TO DE NOSOTROS SE CE AI UNA GERA ES PERO CE BIBAS"

La sobrina de Chela

Hoy Chela recibio una cartita de su sobrina de 6 anios. Dice asi:

"OLA MARSEL SOI DANA TES TOI CHAMANDO DE MONTEBIDEO DANA Y ANDREA CON SAMY TE MANDAMOS ES TO DE NOSOTROS SE CE AI UNA GERA ES PERO CE BIBAS"

miércoles, agosto 16, 2006

La secta de las orejas calientes

Ayer conoci a una secta secreta: la de los pibes a los que se les calientan las orejas cuando fuman faso. Quienes son potenciales integrantes de esta secta y no sabian de su existencia, dejar sus datos aqui. La admision es restringida y no se escuchan reclamaciones. Recibo testimonios.

Rebella

Llegar a Uruguay el 30 de octubre y saber que no esta Rebella va a ser problematico para mi identificacion con mi generacion y mi pais.

Globalizacion

Globalizacion: pibe uruguayo en Tel Aviv mira como unos pibes en una plaza de Japon hacen breakdance... mientras espera que esten prontas las milanesas con pure.

sábado, agosto 12, 2006

Mediocridades

Hola, hay alguien ahi?! Seguramente me este escribiendo a mi mismo, pues a esta altura lo unico que me puede devolver el ciberespacio es mi eco. Al tipear, siento el impulso individualista, la gran avestruz, la gran caracol, el retumbe. Pero el espejo de la pantalla me devuelve lento, thc o no... No puedo evitar pensar que alguien pueda llegar a leer esto. Se que nadie lo va a hacer, y no puedo evitar pensar en querer escribirme sin pensar, sin pensar en los demas, creyendo en la inexistencia del lector. Y al mismo tiempo, vos estas ahi. Estas y no estas. Te imaginas vivir esto durante 300 paginas? Onetti tenia su escuela bien definida, pero Ana Solari, por ejemplo, ya piensa mas en el que esta del otro lado. Stephen King es el extremo de esto. Onetti o Felisberto pueden ser el opuesto. Y los que estamos en el medio? Siempre la clase media sufriendo, bancando las contradicciones de los que estan en las puntas. Siempre queriendo quedar bien con su propia conciencia y al mismo tiempo vender un poquito el culito. Siempre coqueteando. Siempre queriendo ser Felisberto pero King tambien. No sea cosa que me convierta en Cucurto. "Esta todo bien con el, ojo, pero no creo que encaje en una recepcion diplomatica". "Aunque, en realidad, tampoco se si yo encajaria". "Ay, si, por lo menos mas que Cucurto seguro". "Si, pero al final la pasaria mal".

Para O Bepi y El Perrito con especial carinio.

domingo, julio 16, 2006

Vientos de guerra

Ja, ahora tengo los papelitos conmigo. Pero para que carajo me sirven cuando la realidad me supera? Podre escribir desde un bunker? Ando viendo la guerrita como si fuera un videojuego, por la tele. Imagino que es como la vieron los yanquis cuando su Ejercito ataco Irak, solo que aca estamos un poquito mas cerca de lo que estaba el yanqui medio. Suerte que se compro "marron" en el momento indicado. Mi hermana esta cagada, dice que no ande en omnibus. Yo me lo tome igual, porque tenia que venir a escribirles a ustedes, queridos y fieles lectores. Y a hacer alguna que otra cosita administrativa tambien, aqui, a Holon, la Ciudad Luz. A proposito: alguien vio al perrito? alguien sabe algo de el? Me parece que esta encerrado en su propio bunker.

Hay clima de guerra, si, no puedo decir que no. Pero SIEMPRE hay cosas mas interesantes que la guerra, no? ... no? ... no?

Dice Gady que tengo a un dark reprimido, que tengo que empezar a usar cadenas, tachas y polvo blanco en la cara. Es una semi verdad. Hasta las tachas llego. Incluso cresta con gel y todo habra en algun momento.

Pero igual quede frustrado porque no le gusto Intoxicados. En esos "momentos", mi cerebro pierde toda capacidad persuasiva, me embola "explicar", etc, cuando apenas puedo mover la pierna derecha dos centimetros a un lado, siempre sentado o semiacostado. Posta que en esos "momentos" me siento un invalido. Y pensas: despues le explico, cuando todos los razonamientos que hay en mi cabeza puedan hacer conexion con la lengua. Pero ta, paso el momento y no se recupera. Igual, poco interes deberia tener yo en convencer a Gady: le gusta el trance, viajo a Miami, Cancun y Punta Cana y ama Punta del Este. Se siente incapaz de ir a un evento popular en Uruguay que no este vinculado a la movida electronica. La Vela? Bersuit? Los Piojos? No gracias. Mucho negro transpirando. Por suerte hay diversidad en el mundo. Y por suerte los brasileros que vinieron ayer a la playa me dejaron 10 dolar de propina. Arriba la mozidad como empleo formal! Abajo la explotacion del judio por el judio! Liberacion del rasta autentico ya! Decile NO a la "posa".

miércoles, julio 12, 2006

Dos por dia, y vera que puede

Por tercera vez me olvide de traerme la libretita de apuntes donde tenia las ideas que queria exhibir en este honroso portal. La computadora esta a media hora de viaje en omnibus, viaje que solo puedo hacer los dias que no trabajo (hasta que la perra de Regina me venda de una vez por todas una compu de la univ.). Asi que me voy a tomar un Gevral y vuelvo el domingo, eh? Esperenmennn

domingo, julio 09, 2006

Dinero

Por las calles de Tel Aviv, nadie se fija si tenes el pelo verde, si te sale un pincho de la nariz o te crees un perro y andas caminando como tal. Estan pensando en cuanto dinero haran hoy.

domingo, julio 02, 2006

Esto es un diario de viaje, no un libro de agradecimientos

Cambios, cambios, cambios. Martin se fue hoy, Adriana lo hace el miercoles y yo me mudo el Martes a lo de Chela. Paso de vivir en el surrealismo de Holon al hiperrealismo de Ramat Gan, la zona "neoyorquina" de Tel Aviv, segun el guia electronico del mirador de las torres Azrieli. Paso de un "room" universitario a un departamento de dos habitaciones compartido con dos amigazos y un perro (tambien amigazo). El centro de mi vida deja de ser el estudio y pasa a ser, por tres meses, el trabajo, la acumulacion de dinero. (Ayer meti 17 horas, dormi 7 y estoy como si nada. Como y cuando me acostumbre al ritmo de este pais?) Habra uno a dos dias libres por semana. El contacto con el Instituto se debilitara en extremo, me voy a la Ciudad.

La ausencia del Tatin dejara mi vida en Israel sin ese consejo amigo, el cerebro lucido, el sentido mas comun, el sentido del buen vestir (elegancia rockera), la sensibilidad y el concepto del "mundo propio". La ausencia de Adriana significara la perdida de la compinche (que palabra, por dios!, ay, que plato!). Perdona Adri la diferencia cuantitativa, pero no comparti el cuarto contigo, y no es lo mismo. No es poco lo que perdere entre los dos, pero creo que igual me las voy a arreglar.

Quedan tres largos meses de recta final. Solos todos nosotros en la Ciudad. A la cancha.

miércoles, junio 21, 2006

El Pity

El doctor me dijo que mucho rock and roll
me puede hacer mal
yo le dije gracias doctor
nos vemos la semana pasada

"Se fue al cielo"
Intoxicados

lunes, junio 12, 2006

Los Bulevares

Aburrido en el ómnibus me pongo a pensar en cuestiones pelotudas, y vengo a descubrir que la ciudad de Sderot, "acosada" por cohetes Kasam desde Gaza, se llama Los Bulevares. Bueno, esa es la traducción al español.

Entonces, ¿a quién carajo le importa lo que pueda pasar en Los Bulevares? Yo creo que el único interesado puede ser el Instituto de Estadística Poblacional de Los Bulevares, porque si llega a quedarla alguno por causa de un cuete ahí se complica la proporción de habitantes de la "urbe". Yo no estuve en Los Bulevares, pero sí mi amigo Leta hace un par de años, ocasión en la cual, orgulloso, se sacó un par de fotos posando junto a los cuetitos. Y sé que queda cerca de Gaza y hoy me enteré que el ministro de Defensa, Amir Peretz, es oriundo de ahí. Qué más se puede saber de Los Bulevares? Y por qué el mundo entero sabe más qué es lo que pasa ahí que lo que pasa en Buenos Aires?

Sé que este post está condenado al fracaso. No estoy inspirado.

lunes, junio 05, 2006

Doble observacion

Los que conocen a estos personajes no necesitan explicacion de por que esta foto esta en Ontono.

Los que no, pueden apreciar la indumentaria nueva de Ontono, y si lo hacen atentamente, hasta podran conocer a la Tuca, insigne perra de mi hermana.

jueves, junio 01, 2006

Pajaro consumista

Ahi va el resultado de la primera incursion: dos jeans al 50% por (principio!?) de temporada de verano, una camisa de manga corta (tiene onda, lo aseguro) y dos pares de zapatos: 600 shekel, o sea unos 135 dolar. Todo en el Azrieli Center, o sea, lo top de lo top (pal que no sabe, las "torres gemelas" de Tel Aviv).

People: llegaste justito, pensaba ir maniana mismo a K. George. Me lo recomendo George, en serio (ruso que vive en los meonot o habitaciones universitarias).

Bepi: no te hagas el jipi que no te cree nadie. Basta con mirarte. Andas por la onda del Perrito, solo que el tiene mas clase. A mi me falta para llegar a cualquiera de los dos.

A todos: me embola que comenten anonimos.

A todos de nuevo: el gustito de lo consumista no es comprar, sino SEGUIR comprando. Eso hare maniana. En Honigman hay oferta de saldos, y ademas estan la feria (shuk) y K. George. Ahi vamos. Aclaro: todas estas compras son realizadas bajo la tutela de alguna mujer. En el primer caso, Adriana, companiera de estudios y tutelada de borracheras. Maniana me enfrentare solo con el mundo, aunque me persigue la sombra de alguien que se llamo Carolina.

martes, mayo 30, 2006

El placard

Estoy en una etapa muy terrenal: mi preocupacion mas grande de esta semana y la que viene es encontrar ropa con onda y barata. Todo en mi en este momento es renovacion, incluso el placard. Lista.

1. Uno o dos jeans
2. Uno o dos bermudas
3. Remeras varias (5 o 6)
4. Camisas: al menos dos
5. Zapatos: al menos un par (ya los vi en Herzlia). Hay posibilidades de adquirir tambien botitas All Star.
6. Boxers: al menos otros tres. Ayer me compre tres de lycra, con una onda tsunamistica.
7. Cintos.

Me harte del hippismo y la pobreza. Aguante el rock and roll!

A los 26

A menos de una semana de cumplir 26 me di cuenta de que shnat, y toooda una etapa de mi existencia son pasado. Pasado con todo lo que eso implica de muerte y entierro. Es como piel muerta, lo visualizo.

Hace ya casi un mes me encontre en un lugar insolito con Ofra, nuestra encargada en el kibutz Revivim, anio 1999. Fue un flash, pero duro cinco minutos. Al rato me olvide de ella, tanto que hasta me olvide de comentarlo en este blog. Me di cuenta de que la mayor parte de las cosas vinculadas a esa etapa de mi vida (que va, creo, hasta mediados de 2004) ya no me interesan. Mi piel se renovo totalmente, soy otra persona.

Cuan profundo, cuan enterrado esta shnat que me olvide de Ofra tan rapido. Le prometi visitar Revivim, pero creo que ya no me interesa hacerlo como me hubiera interesado hace un par de anios.

Si ahora levanto la cabeza veo en el horizonte los 30. Veo ese numero ahora escrito y me asusta. Claro, falta todavia mucho de maduracion para asimilarlo y absorberlo, pero la verdad es que no estoy tan lejos. Podran ustedes llamarme de paranoico, pero de veras, uno no cambia tanto ya a esta edad como para que falte mucho para llegar a aquella. Y todo va a ir cuesta abajo. Cada vez peor. Despues pasas los 30, la piel se te empieza a arrugar, el cuerpo se empieza a agotar, el mal aliento... Cada vez peor, cada vez peor. Lo ves, lo imaginas, pero te cuesta creer que tambien a vos te va a pasar. Y ademas no lo ves en el dia a dia, es imposible. Donde esta el punto en el que uno ya pierde las ganas de crecer? No puedo con mi genio, tengo que terminar eslogueando a mi manera: todo es una mierda!

martes, mayo 16, 2006

Agujero negro, luz blanca cegadora

Son un misterio misterisimo esta gente: a la mina se la veia que las primeras arrugas empezaban a nacerle (increible: a sus 35 anios), y tambien se le veia su abundante -mas no excesivo- maquillaje. Asi se habia preparado para una caminata entre colinas y para, despues, sentarse en una lona a jugar a tocar un darbuka. Israel no le hace asco a nada. Y hay gente que tampoco. Se le notaba que no entendia un carajo de musica, pero jugaba a tocar, se entrerreia, como si le diera placer y verguenza al mismo tiempo. Me vi a mi mismo hace nueve anios, u ocho (viaje hacia aqui dos anios consecutivos), pero reflejado en un espejo de dentro de otros nueve (en menos de un mes cumplo 26 de miserable existencia).

Que le pasara por la cabeza? Ella es secular, oriunda de La Plata. Renuncio a su trabajo (cual sera? No quiso comentarlo por impulso propio, no quise preguntar) y se vino sola a estudiar judaismo y sus derivados (filosofia, cultura, historia, politica, todo lo judio). Sera de esos personajes alejadisimos de lo judio que un dia descubrio que le correspondia un pasaje gratis y vino a indagar, me dije. No: habia estado aqui hacia unos 15 anios, fue militante juvenil. Y entonces? Que paso en el medio? Sera divorciada? No tiene pinta de exploramundos. Que le pico de repente? El omnubis para, debemos bajar. La pierdo entre la multitud.

Tendencia al indie

(Roma perdon: te agarre de conejito de indias).

Hay momentos en que me doy cuenta de mi tendencia al under y al indie. Uno de esos momentos me ocurrio el domingo, cuando fui a un shopping center gigante en lo que serian las torres gemelas de Tel Aviv, entre a una disqueria grande y pedi por Hatikva 6, una banda de reggae que, segun estuve escuchando, esta muy muy buena. Saben por que se llaman asi? Porque los locos (son dos hermanos con su troupe) vivian ahi, en Hatikva 6, en Tel Aviv. Ocurre que Roberto Nesta, en Kingston, vivia en Hope 6, que significa lo mismo: esperanza. Los locos se enteraron de la direccion del leon de sion cuando viajaron por primera vez a Jamaica, y ahi le pusieron nombre a la banda.

Otras bandas (ya no indies) que me interesan: Beit Habubot y Fortisajarov.

sábado, mayo 13, 2006

Cuestabajo

Caminaba por la rambla, hacia calor pero ya pasaban las cinco de la tarde. Los lentes de sol nuevos son una maravilla, hacen que todo se vea lindo... y la musica re-pop en el walkman, uf!, que onda que tiene este lugar! Es Tel Aviv o Miami? Ta, hoy llego un poco mas temprano al laburo (una media hora), total agarre el ultimo omnibus y no tengo (nada) (que) (hacer). Primera vez que los primeros 10 a 15 minutos se invierten en saludar y charlar con gente: un estadounidense, una australiana, una rusa, una colombiana, una judia israeli, un par de arabes israelies y un mexicano que no conocia. Como de costumbre: a la cocina a pelar cebolla. Ya no jode, desde que aquel ruso me ensenio a pelarlas horizontalmente y no verticalmente, le agarre la onda y es un toque. Una horita de regalo al patron y afuera. Pero a la fila 25, lejos de la musica, la calefaccion y la gente que ordena platos caros. A hacer un mango como puedas.

Siempre me pasa lo mismo (es obvio): empiezan a pasar las horas, los supuestos clientes no llegan hasta tan lejos y me entro a calentar. A Moshe, el encargado, le tengo los huevos paspados, y empiezo a disfrutar de eso. Es un gordito que se la tira de simpatico y gracioso pero al que, en realidad, le chupas un huevo y solo piensa en cagarte en beneficio del restoran. "Sacame de aca, dame algo decente, estoy perdiendo plata, hay gente que empezo el mismo dia que yo y ya trabaja en el centro del bar (donde se hace buena y facil guita)", son algunos de mis reclamos. Una, dos, tres, cuatro veces. Ayer fue el record: cuatro veces lo encare y le entre a hinchar las bolas.

Algun palomo igual cayo, como siempre. Luego de los que sienten verguenza de acomodarse en el medio porque se van a pedir un cafe y un milkshake para pasar sentados dos horas, viene alguna parejita con ganas de comer algo, aunque con los pesos (shekel) justos. Ella pidio fettuccini con tiritas de pollo; el, strogonoff. Entre corridas para poner los cubiertos, servir el pan y la ensalada que acompanian el plato, me avisa Moshe (la cupula esta intercomunicada con unos aparatos que se ponen en la oreja) que mi pedido esta pronto.

El jefe de la cocina pone sobre la mesa un plato en el que se ve algo color carne y alrededor una crema que parece ocultar trozos de carne, aunque si se lo ve de mas cerca parecen porotos. Le pregunto si es el strogonoff. Para que! Luego de su cara de orto me grita: No sabes diferenciar una berenjena de un strogonoff!? Sin mediar silencio lanzo una frase en arabe que no parecia demasiado amistosa. Adrian (en espaniol): La puta que te pario, que puteas, buco de mierda! Silencio. Mi pedido no aparecia. Fui a llevarles el pan, y cuando volvi el jefe de la cocina parecia haber vuelto en si, distraido con otros asuntos. Me entrega el strogonoff (a esa altura, de mierda). Adrian, en hebreo y con dedito indice acusador en movimientos diagonales de arriba abajo: A mi me hablas bien, ta claro? Buco: Que!? Adrian (el tono de voz de ambos, a partir de ahora, esta unos cuantos decibeles hacia arriba): Que si vos me hablas mal en arabe yo tambien se decirte cosas en espaniol. Llevo dos semanas aca y tengo derecho a confundir los platos, por eso pregunto. Pregunto y me podes responder bien. Buco: Queres callarte la boca? Adrian: No. Buco (con amenazante palma de la mano): Callate ahora mismo o te doy un cachetazo! Adrian: No me callo nada. Buco: (Repeat). Adrian: Pegame si queres, el problema es tuyo, que no podes hablar como un ser humano. Buco: Moshe!

Me tomaron del hombro como para tranquilizarme. Viste cuando te le estas por ir a alguien y te toman en gesto carinoso? Asi. Vi que atras y alrededor mio habia seis o siete caras de companieros con los ojos gigantes. El Moshe pasa a explicarme: "Trabaja aca desde hace 14 anios, es un tipo cansado, comprendelo". Imaginense todo lo que me chupo un huevo quien es el tipo y la sarta de cosas que le puedo haber dicho al Moshon (como le dicen "cariniosamente").

Me fui a mi rincon, a tranquilizarme y a seguir calentandome al mismo tiempo porque no aparecian los clientes. Intercambio de ideas fascistas entre un uruguayo, un yanqui y un australiano, los tres bastante izquierdosos. Manual sobre como hay que tratar al arabe. Me permiti, si amigos, un dia en la vida, ser facho, compartir ideas con aquellos que creen que los arabes "solo entienden a traves de la violencia". De repente, la imagen de una bota pisando una garganta arabe me genero placer (racismo, si, perdonen, que le voy a hacer, situense). Timoty explicando que no voto a Bush y que mismo asi creen putearlo a el cuando putean a su presidente. En conclusion: una cumbre de fascistas y racistas efimeros. Nosotros, claro, no?

Poco despues, 15 adolescentes israelitas se sientan. Luego de media hora y de haberles preguntado dos veces si querian ordenar, ordenaron. Un par de cafes por aca, un fruitshake por alla, un vascolet por acuya. La concha de su madre! Se fueron sumando mas pendejos y seguian pidiendome lo mismo. Despues de dos horas de ocuparme mesas se fueron... obviamente sin dejar propina.

Me estaba yendo. El gordito ruso que se habia pedido shrimps (bendicion del cielo, cuesta 88 shekel) y su mujer estaban terminando el mousse de chocolate que ordenaron de postre, y luego de eso, a cerrar. Paso por al lado de Moshe y me ofrece una mesa en otro sitio. "Son rusos, van a comer bien". Resultado: un martini y dos tes. Cuando finalmente el encargado de las bebidas calientes me da las dos tazas con agua hirviente, un viejo ruso de unos 65 anios viene de atras, me toca el codo derecho, el agua se derrama sobre mi mano y la taza se va a la mierda. El ardor empezo inmediatamente despues. Le informo a Moshe y me contesta: hielo, hielo, ponete hielo. Me puse hielo. Recorde que en la mochila tenia la gloriosa Dr. Selby. Me embadurne sin asco, pero si dejaba de pasarme hielo sentia que la mano me iba a explotar. Quemadura de segundo grado, segun anoto la doctora que vino a verme hoy. Pero ayer, en el momento, tuve que decirle a Moshe: "Pero como, no tienen primeros auxilios aca?". "Si, pero en la oficina". Que gordo puto! No tenia ganas de levantarse para caminar 20 metros y yo con la mano que me hacia bum-bum-bum. "Bueno, dame algo para ponerme". Me da la llave para que se la de a Iosef, otro supervisor, quien a reganiadientes me dio una gaza, no sin opinar que es mejor dejar la herida al aire libre. Todavia tuve que esperar que les pagaran su salario del dia a los mozos que estaban antes que yo en la cola. Cuando me llego el turno de cobrar descubri que la cajera con la que habia hablado en hebreo todo el dia y me quedaba mirando como una estupida hablaba en espaniol con Beto, mi nuevo amigo mexicano.

lunes, mayo 01, 2006

Mozo

Estoy trabajando de mozo, tratando de agarrarle la mano y de hacer unos mangos. Tambien estoy aprendiendo a defenderme a mi mismo y pelear por los horarios que mas me sirven, y no los que le sirven al jefe. Tambien me estoy haciendo amigo de Timothy, de Oregon (muy parecido al Pity Alvarez), tipo muy flashero, y tambien esta todo bien con Lena, la rubia rasta alemana que detesta a Ramstein porque no quieren cambiar nada sino que todo se vaya a la mierda. "Si entendieras las letras, no te gustaria", dijo.

Mientras, soy testigo de como unos 10 a 15 israelitas atrapan a un ladron que quiso robarse la cartera de una turista francesa, y las clasicas disputas entre quienes querian cagarlo a palos y quienes querian comportarse como seres humanos civilizados y llamar a la policia.

Descubro, poco a poco, como los mejores companieros de trabajo son los arabes y los rusos. Como los israelies "nativos" son lo peor (al menos en ese lugar). Como hay que reclamar e insistir en que "esa fila de mesas que me diste es una mierda, no viene nadie, cambiame", y te cambian.

Tambien soy testigo de la cara de impavida que pone Li cuando le ofrezco parte de mi propina luego que ella me ayudo con clientes rusos (ella tiene ese origen tambien). Los actos de gentileza, y mucho menos que eso, de civilismo, respeto y consideracion, son algo sumamente exotico aqui.

Todo lo anterior lo escribi para explicar que no tenia ganas de escribir, que no se por que motivo me siento desmotivado. Pero es que empiezo a teclear y la cosa cambia.

martes, abril 18, 2006

Buñuel por Truffaut

Después de tomar las primeras fotografías con ojo de primerizo, escuché la voz de alguien que hablaba en español “español”. Cuando me di vuelta, vi que era José Levy, rostro y voz de CNN en español en Israel.

El, obviamente, era la representación de todo lo contrario de este joven periodista: semblante tranquilo, sonriente y concentrado en oír la radio o intercambiar alguna que otra idea con su camarógrafo.

Claro, habían pasado ya más de cuatro horas desde que un joven palestino se inmoló en el mismo puesto de comida en que otro camarada suyo lo había hecho tres meses atrás, y ya todo lo “peor” había pasado.

“Hay algunos lugares que se transforman en símbolos. Uno de ellos es la línea 18 de Jerusalén. Recuerdo que explotó un domingo a las 7 de la mañana y al domingo siguiente volvió a explotar a las 7 de la mañana”, me comentó Levy, con quien mantuve una muy afable charla.

Cuando llegué, un hombre con una manguera de bombero estaba limpiando la calle y la gente de seguridad y otros expertos chequeaban el lugar.

Uno de los curiosos que se habían acercado al lugar gritó: “¡Que se cuiden los iraníes!”, a lo que le contestó otro: “Decime, ¿qué vas a hacer si tiran una bomba química? ¿De qué te sirve pegarles?”.

Más tarde, una mujer, molesta porque no dejaban trabajar a los periodistas con la suficiente comodidad: “Israel es mierda, no un país”.

UN PARAÍSO

Habitualmente paso por el barrio donde explotó la bomba para ir a la Cinemateca. Hoy tuve que ir por otro motivo y ver que cuatro horas y media después de la explosión abrían la calle para el pasaje de vehículos.
Justamente en Cinemateca había visto, dos días antes, la película “Paraíso Ahora”, en la que se narra la preparación de dos terroristas palestinos previo a inmolarse en un ómnibus en Tel Aviv.

Aunque el film se focaliza en las dudas, miedos y complejidades psicológicas de los protagonistas, quien la ve en Israel puede salir del cine con un poco de sensación de inseguridad. Y eso a mí me pasó. Estos dos días volvieron a mi cabeza una serie de pensamientos que surgen cuando uno se sube a un ómnibus en Tel Aviv y que, generalmente, con el tiempo y la costumbre se minimizan al máximo.

No es un miedo patente, porque uno no puede andar por la calle todo el día con miedo. Pero sí volví a pensar que la posibilidad existe, que estoy expuesto, que no todo es lo que parece...

Todos esos pensamientos emergieron también ayer, horas antes del atentado, mientras viajaba a la ciudad de Rishon Letzion a buscar un paquete que me habían enviado desde Uruguay a través de un familiar.
Pero como últimamente ocurre, son pensamientos contundentemente efímeros, y el resto del viaje estuvo concentrado en encontrar la dirección que me habían indicado.

Antes de almorzar me llamó mi hermana para avisarme que se había producido un atentado, pero no podía comunicarse con mis padres porque estaba en el trabajo.

Amablemente, mi familiar lejano me ofreció para llamar, así que los tranquilicé a las 8 de la mañana hora uruguaya, antes de que pudieran enterarse del ataque.

POR LA TELE

Tenía pensado ir a ver una peli de Truffaut, a las cinco de la tarde, pero cuando después de almorzar encendieron la tele, no pude despegarme. Terminé viendo escenas que podrían ser perfectamente de una película de Luis Buñuel.

Cualquier estúpido sabe que si el discurso de Shimon Peres al instalar un nuevo Parlamento es importante e interesante, mucho más lo es si ocurre en estas condiciones.

Decidí quedarme a esperar ese discurso. A medida que tomábamos el café de la sobremesa, veíamos en la pantalla que la cantidad de muertos subía: cinco, seis, siete, ocho... nueve.

Cuando el músico que fue contratado para la ceremonia del Parlamento comenzó a tocar, el noticiero dividió la pantalla, y en la otra mitad se veía el trabajo de los expertos en el lugar del atentado.

DE VUELTA EN ISRAEL

El miedo del regreso fue a los embotellamientos. Aquí se producen, en horas pico, esperas de hasta 120 minutos.

Me tomé un minibus, de esos en que pocos días después de mi llegada al país un terrorista palestino asesinó a una mujer de 50 años a puñaladas.

El jefe del conductor estaba sumamente preocupado por la posibilidad de que éste se topara con embotellamientos, y todo el tiempo chequeaba la situación a través del handy.

Ya cerca de Tel Aviv se podía ver muchísimos policías y militares, así como coches policiales cortando el tránsito para buscar a quien condujo al militante palestino.

Increíblemente no nos topamos con ningún embotellamiento, ni siquiera el que estancó a mi hermana en el ómnibus durante hora y media.
Me bajé del minibus y empecé a caminar en dirección al lugar del atentado, lo cual me llevó unos 20 minutos. “Ah, caramba, estoy en Israel, lo había olvidado”.

Este artículo lo pueden leer también en la edición impresa de Ultimas Noticias.

viernes, marzo 24, 2006

Un hueco

Paseabamos con Leo un sabado de tarde por la Ciudad Vieja de Jerusalen cuando, de repente, nos vimos casi en el medio de una escaramuza. El ambiente estaba medio caldeado: comerciantes palestinos de un lado, judios de verde y armados del otro. Sin quererlo, caimos del lado palestino, pues veniamos de esa direccion. Gente que iba y venia, un hueco en el medio... dificil de entender que estaba pasando.

Luego de mucho preguntar, quedo claro que aproximadamente 20 militares israelies habian golpeado hasta lastimar a uno de estos comerciantes. Lo que no quedo claro fue el motivo: solo pude preguntar del lado arabe, donde, de los pocos que quisieron hablar, se me contesto: "ocupacion". No quiero creerle porque no es etico: no se lo pregunte a la otra parte.

En el momento de la "accion" me acerque lo mas que pude, arrinconandome sobre el escalon de un comercio y con mi espalda contra la pared. Solo podia mirar y escuchar, aunque no entendia nada de lo que decian. Luego Leo me explico que los comerciantes estaban tratando de tranquilizar a los jovenes, que querian hacer "algo". "Aca se va a pudrir todo, esto no puede quedar asi", me dijo Leo despues que se llevaron al herido. Su comentario tenia mucho de carga ideologica, porque finalmente no paso nada. Pero en el medio, me mantuve alli con cierta tension, esperando que los israelies se lanzaran a la carga y preparandome para ligar algun palo. Mas tarde vi una posible foto metaforica (aunque un poco simplista): en un rincon quedaron tirados un tubo de oxigeno y otros elementos que usaron para tratar al herido. Fue la ocasion de mayor acercamiento al conflicto... y yo sin mi tarjeta de periodista ni mi camara!

British life in the former colony

El golpe inicial de la Guinness es fuerte y suave a la vez, cafe y cerveza al mismo tiempo. La probe por primera vez en mi vida en el Mike's Place de Jerusalen. Y sobre la espumita de la primera de todas habian dibujado (no me pregunten como) la formita del trebol. Festejabamos Saint Patrick's Day. Que lindo que es cuando uno va a un lugar determinado porque sabe que ESE es el lugar para ese MOMENTO. Hay un tema especifico, y todo gira en torno a eso. Si ademas se trata de un tema con una causa justa, y ademas, forma parte de una cultura que admiro, bueno... imaginen.

Alguien en algun momento de mi vida me introdujo en lo british. Desde ese momento, hay ciertas cosas que tienen un halo mitico. Esta vez vi el mito convertido en realidad. En una realidad sucia, como todas, pero realidad al fin. Entras al pub y se trata de un pub mas. Pero si seguis unos metros podes bajar las escaleras y sentarte con tus amigos en una cueva con paredes de piedra. Ya estas en la nortenia britania! Apenas te sentas, empezas a darte cuenta de que todo el mundo alrededor tuyo habla ingles. Te olvidas de Jerusalen. Estas en Londres, o Dublin, o, para ser mas justos: Belfast. En el boliche hay unas 20 personas: tres de ellas son mujeres. El resto son machos anglos que toman cerveza y hacen chistes en voz muy alta.

Llega un Paul McCartney del siglo XXI y sin flequillo. Increiblemente, le habla en hebreo a Leo para pedirle la division de la mesa. Nosotros eramos dos y ocupabamos dos mesas, a la espera de amigos de Leo. No entendi el motivo de molestia de Leo, quien considero a Paul un irrespetuoso. Loco, somos dos y ocupamos muchisimo espacio en un lugar reducidisimo: que te molesta dar lugar a dos personas mas? Ahora comprendo por que: porque finalmente cayeron tres amigos de Leo, y no dos como yo pensaba. Paul se tuvo que correr a otro lugar que quedo libre.

Pero no por mucho tiempo, porque se subio al minusculo escenario para probar el sonido de algunos instrumentos y luego se convirtio en el alma mater (guitarra y armonica) de la banda que empezo a tocar temas en ingles. Los tres estaban vestidos muuuuuuuy british y tocaron musica tambien muuuuuuy british. Yo estaba en extasis, al punto que Leo me zarandeo y me espeto: para de estar como un bobo con los ojos sobre el escenario y hacete amigo! Waw! Me hizo recordar que habia otra gente conmigo, pero igual segui atento al show.

Cuando llego el momento de la pausa mi antena giro hacia el centro de la mesa, y escucho temas que hablare con mis amigos dentro de 10 o 15 anios: como hacer para meterle los cuernos a tu mujer y no joder a tus hijos. Pero lo mas increible de todo era con quien estaba. Este miembro del grupo era uno mas, un pibe treintaniero, con cara de pendejo, que se estaba tomando una cerveza en un pub (propiamente dicho "pub", no boliche), divirtiendose con sus amigos. Pese a todas las apariencias, el tipo fue una de las pocas personas privilegiadas (???) que estuvieron en el quirofano cuando se le abrio la capocha al veterano que fue primer ministro de Israel. No dire mas datos de esta persona porque no se puede, pero si dire que es un tipo completamente simple y no mas que un laburante con un auto en el que tuvimos que apretarnos muuuuucho para entrar. Pero estaba ahi. Y yo estaba a un metro de distancia, charlando con el sobre cualquier cosa. El tipo ya entro a la Historia, y yo podia tratarlo de Fulano, no de Dr. X. Por las dudas, acoto: Terra/Roma/Giz: no pidan entrevista; es imposible. Y si se pudiera, hay al menos una persona antes de mi, pero mucho antes. Como se imaginaran, los intereses en esta parte del mundo se multiplican por mil en comparacion con Uruguay.

Cuando empezo el canto en hebreo, hicimos la clasica "ronda", pero en el otro boliche al que fuimos no nos quedamos mucho tiempo. Aunque, eso si: si se habia empezado con cerveza negra, habia que terminar con cerveza negra.

viernes, marzo 17, 2006

Esto no es una pipa

Que harias si estuvieras en un omnibus en Jerusalen, cuya linea ya exploto una vez, y ves en la parada un pibe morenito, con una campera gigante, que se sube luego al coche y mira nerviosamente para todos lados? Que harias si estuvieras sentado en la parte de atrás, y entre vos y la puerta mas cercana hay gente parada, aunque no este lleno? Que harias si llevaras contigo una mochila de mochilero? Que harias si te faltaran dos paradas para llegar a tu destino?

Seguramente comenzarias con analizar al personaje detenidamente. Los proximos segundos los dedicarias a culparte por estar pensando, en ese mismo momento, en la posibilidad de bajarte antes de llegar a destino. Una vez que la voluntad de ser racional y no paranoico le gana al reflejo de supervivencia, tratas de tranquilizarte, diciendote que si el ómnibus ya recorrio los primeros metros después de la parada y no paso nada, entonces no pasara nada. (No pasa demasiado tiempo entre que el terrorista se sube y se explota, porque de lo contrario corre el riesgo de que lo descubran.) Justo en ese instante, mientras te intentas convencer, notas que jugas con los pelitos de abajo del labio inferior con mas violencia que lo habitual, que las manos te empiezan a transpirar y que empezas a sentir calor. Entonces tomas conciencia de lo que te dice tu cuerpo, y empezas a pensar en tu mama, luego en tu papa y mas adelante en tu familia, amigos y en lo que te causa placer.

Después de eso te empezas a sentir ahogado, sobre todo porque el ómnibus esta embotellado en una calle estrechisima, mas apropiada para Colonia que para Jerusalén. Cuando se libera, llega a tu parada (o una antes, que confunde mucho al que no conoce la ciudad, pero a esta altura ya es mejor incluso caminar en el frio aire de la montania), y pensas en contarselo a tu anfitrion. Pasas por un parque verdisimo en el que se festeja un cumpleanios, con globos y todo, y un padre se separa del pelotón con una ninia de meses en brazos. El sonido del transito se siente a lo lejos, porque estas un par de metros debajo de la calzada, separado por una pared de arbusto. A tu izquierda, ese sonido que trae la calle, y a tu derecha, la tranquilidad, pasividad y quietud de una ciudad que se prepara para un shabat mas.

Llegas, contas como te sentiste, te tratan de estupido y luego te entienden. Comes, hablas de cuestiones mundanas, intentas dormir la siesta mientras tu anfitrion ronca como un cromanion, y pensas contar la experiencia en tu blog.

miércoles, marzo 08, 2006

Achtung Juden

Sí, cuidado, porque no tienen idea cuál es el final de esto. O porque están inmersos en una bola cuyas espinas ya son incapaces de ver, o de sentir.

La pregunta de Munich no es si sionismo sí o sionismo no. Hilar más fino sería preguntarse qué tipo de sionismo se quiere. La fortaleza del sionismo radica en su aparente debilidad, en su inflexible flexibilidad. Este garrote de Spielberg (que, como gran artista que es, se inspira en ciertos hechos para elevar la mira y el pensamiento) debería servir. Se imaginan a un grupito de estos que quieren ser más rabinistas que el Rabino protestando por que el judío Spielberg no acceda a un Oscar porque critica (implícita, sutilmente) a Israel? Perdón: es una crítica lo de Spielberg o es sólo la exposición de una realidad? O es ambas cosas a la vez? Deja mal parado a Israel o deja en posición de víctimas a los pobres judíos? Cuando hablo de "víctima" no me refiero al muertito de ocasión, sino de "víctima" a nivel existencial, como Estado, como nación, como conjunto de individuos. No había más remedio que hacerlo? Había otro camino? Hasta dónde se puede llegar? Es una víctima quien, para sobrevivir, debe convertirse en un monstruo asesino. Mmm... era realmente para sobrevivir? Sí, porque de lo contrario las matanzas se repetirían; no, porque la existencia del Estado de Israel no estaba en peligro ante grupitos clandestinos de terroristas. Sí, porque el "nuevo judío" ya no deja masacrarse gratuitamente; no, porque la muerte de 12 israelíes no representa la muerte de LOS israelíes.

Qué precio estamos dispuestos a pagar para tener "un lugar en la Tierra"? Hasta cuánto estamos dispuestos a transformarnos como individuos y como nación para lograr ese objetivo? Cuándo, como judío y/o sionista "activo", dejás de ser un luchador por la autodeterminación de tu pueblo y empezás a ser un asesino, o un monstruo?

Cuando la madre de Avner (léase la madre tierra) le explica que no debe sentirse culpable porque peleó por lo que quisieron sus antepasados: Hasta qué punto se manipula a los antepasados para la autojustificación? Realmente era lo que querían? Querían un ejército de asesinos, por ejemplo? Querían judíos devenidos en exterminadores por la "causa nacional"? Para el judaísmo, el axioma del sacrificio de uno por el bien de todos no funciona. Y eso lo digo yo, no lo dice "el judaísmo" (aunque "el judaísmo" soy yo). Recordar la clásica frase: "Quien salva una vida salva un mundo". Entonces, por qué valió la pena haber arruinado la vida de Avner y los otros que murieron en el proceso? El dilema no es fácil, puesto que tampoco podés dejar de pensar en los cuatro o cinco millones que vivían en ese entonces en Israel.

En definitiva: Qué es este proyecto llamado Israel? Sigue siendo "Israel" aún cuando mate a sus enemigos eufóricamente y aún cuando sacrifique a algunos de sus propios ciudadanos? Qué se persigue con este proyecto? Sólo un lugar en la tierra? Un lugar en la tierra para sufrir? Sí, es mejor sufrir en tu casa, pero no dejás de sufrir. Pasás de víctima a victimario o de un tipo de víctima a otro tipo de víctima del que es más difícil salir?

Cómo se atreven a decir que soy complicado? Los complicados son ustedes, que andan leyendo este tipo de blogs!

miércoles, febrero 22, 2006

Abu-Rami es, como lo indica su nombre, el padre de Rami. Tambien es padre de Rania, Rana y Tabek. Pero aunque Rania y Rana son las mayores, Rami (15 anios) es el primer varon, por lo que, obviamente, correspondia que Faradj pasara a llamarse Abu-Rami, y no -pongamos una loca hipotesis- Abu-Rania. Tambien la mama paso a llamarse Umm-Rami, pero no me atrevi a preguntarle a Abu-Rami el nombre de nacimiento de ella, uno no sabe como comportarse en esas situaciones, entonces opta por el mutismo.

Sabado en Jerusalen, nulo movimiento en la ciudad, extremo movimiento turistico en la Ciudad Vieja. La idea era ir a comer humus con Leo e Iftaj, pero camino al bar, en medio de esa feria atestada de productos y de gente, nos encontramos con Abu-Rami: limpiador del museo del Holocausto Iad Vashem, y por lo tanto, companiero de trabajo de mis dos anfitriones. Abu-Rami nos invito a tomar cafe a la casa, ubicada en el barrio Siluan, en Jerusalen Oriental, donde, segun Leo, viven "tirapiedras de verdad".

Luego de un si-no, encaramos hacia el auto de Iftaj y, beigel en mano y en boca, encaramos pa' las colinas. Estabamos por llegar cuando un jeep de la Policia Militar aparecio detras nuestro e hizo sonar por un segundo su sirena, como si fuera una bocina. Uy, no!, dijeron Leo y Abu-Rami a destiempo. El jeep paso por el costado y siguio colina abajo.

La civilizacion habia terminado, aunque nos encontraramos en la misma ciudad, aunque hubiesemos viajado solo 10 minutos. El camino era de balastro, y estaba a la vuelta de las mejores calzadas del Primer Mundo. Luego de una vueltita y una subidita, llegamos. Donde Abu-Rami senialo y dijo "ahi es mi casa" yo solo vi la pared de una montania. Pero caminamos unos metros y nos topamos con unas escaleras. En poco tiempo estabamos en la cima de la colina, con vista privilegiada (a unod dos o tres kilometros) del muro de seguridad, que en este caso separa arabes de arabes. Tambien desde el "jardin" de Abu-Rami se ven otras colinas con otros barrios y, justo enfrente, una colina vacia, totalmente verde, por la que bajan los ninios de regreso de la escuela.

Pero antes de llegar al jardin tuvimos que entrar. Tras pasar por el zaguan rodeado de sillas de plastico, pasamos al living. Ya sentado, pude adivinar a la mujer de Abu-Rami, alla en la cocina. Pero el dia estaba lindo, y el anfitrion invito salir al patio.

Todo se mantuvo en un tono ceremonial, de respeto, de amistad lejana, desconocida. A Umm-Rami la mire de reojo, movi apenas la cabeza para saludarla, pero Leo e Iftaj la saludaron directamente con un "hola".

La casa, repleta de fotografias familiares y las paredes tapizadas con un decorado oriental que deja ver lo pobre de la edificacion por todos lados. Por aqui una lona que simula ladrillos, por alla bloques grises y verdaderos...

No puedo esconder la molestia que me provoco ver como Tabek, de 13 anios, era el encargado de servir. Primero limpio las sillas. Luego trajo la bandeja con las tazas y la jarra y sirvio el te. Una vez que terminamos el te vino el cafe, tambien de manos del ninio. De nuevo: ceremonia.

Iftaj, que desde que lo conoci horas antes se habia mostrado callado y levemente timido, empezo a descargar una bateria de preguntas. Y de que trabajabas antes, y cuantos hijos tenes, etcetera. Iftaj no sabia de su companiero de trabajo mas que se llamaba Abu-Rami y que era arabe. Tambien demostro una ignorancia absoluta sobre la zona, un barrio mas de la ciudad en la que nacio y en la que vive desde hace 38 anios. Como si yo no hubiera estado nunca en la Ciudad Vieja de Montevideo.

Abu-Rami esta ansioso porque Tabek (recuerdo: 13 anios) se case lo mas pronto posible. Segun el, el propio ninio se lo dice de noche: "me tengo que casar, me tengo que casar". "Y como hacen: ustedes eligen o simplemente los padres los unen?", pregunto Iftaj cuando la cosa ya habia entrado en relativa confianza, y ya con Abet, el cuniado de Abu-Rami, en la conversacion. "Primero van la madre y la abuela a elegir a la chica, y si les parece que es util, el chico puede visitarla. "Y que pasa si no te gusta?". "Y bueno, no te casas". "Y si no le gustas". "Tampoco te casas; vos estas pensando como era hace 200 anios".

Iftaj continuo con el bombardeo: "Ustedes ahora en las elecciones tienen derecho a votar, no?". Abet respondio que si, pero la familia entera se dedica a ir "de casa al trabajo y del trabajo a casa". No quieren saber nada de politica, ni siquiera conocen a sus vecinos, nunca hablaron con ellos porque no les interesa meterse con nadie. El hecho de ser formalmente israelies no les da demasiadas ventajas: Abet tiene una hija en Ramala, a la que cada vez visita menos, porque antes el viaje le demandaba 15 minutos en su auto, y ahora debe esperar al menos una hora en el checkpoint del ejercito israeli. Su trabajo en la Intendencia de Jerusalen tampoco le sirve demasiado para conseguir demandas privadas. Descree de la utilidad de los "contactos" para convencer a las autoridades que construyan un camino en medio del cementerio que esta detras de su casa para que las ambulancias puedan entrar en auxilio de los muchos ancianos que viven en la zona. Cree, eso si, en el poder de la tradicion: "Una vez nos quisieron expropiar la tierra, pero no pudieron, porque tenemos los papeles de generaciones y generaciones propietarias de este predio".

Iftaj queria ir a casa de amigos a ver Liverpool-Chelsea o algo asi, y nosotros queriamos ir, de todas formas, al bar de humus. Abu-Rami, su cuniado y su sobrino -que, de habermelo cruzado en Siluan sin conocerlo, habria declarado mi propia muerte- se quejaron del fanatismo por el futbol y exaltaron la conversacion entre amigos, y reclamaron que nos quedaramos mas tiempo. No pudieron, pero lo aceptaron de buena gana.

"Iftaj, me sorprendio la cantidad de preguntas que tenias para hacerles", comente en el auto. "Vivimos en dos mundos completamente distintos. El tipo ya quiere que su hijo de 13 anios se case; yo tengo 38 y todavia ando en la joda".

domingo, febrero 12, 2006

No hay justificacion para el odio (casi)

Tengan en cuenta que lo primero que ustedes leen es lo ultimo que yo escribo. Asi que les digo que voy a contar algo que hace minutos crei indigno de contar, pero ahora cambie de idea.

Ibamos en el omnibus 18 con Gisselle, mi hermana, desde la Plaza Rabin hasta su casa, en el barrio industrial y bohemio Florentin. Ella se sento casi dos asientos antes del fondo y yo iba parado al lado de ella. En el fondo propiamente dicho habia un chico arabe, de unos 11 o 12 anios, y su acompaniante, otro chico arabe de unos 20.

El pequenio iba con un celular en la mano con musica arabe a todo lo que daba, con el omnibus repleto. Asi sin parar durante laaaaaargos minutos, mientras la gente intentaba conversar, a tonos normales y como gente civilizada (por occidente). Realmente era muy molesta la musica. Hasta que un gordo, de unos 45 anios, sentado delante del chiquilin, le dijo: "Para con eso o te lo apago yo". Enseguida, el pibe grande le contesta: "Ah, si? Y que vas a hacer, se lo vas a tirar por la ventana? Para que te la abro yo".

El gordo arrugo, pero insistio en que lo apagara. Despues de los intercambios de ideas de rigor, y luego de que la conversacion subiera de tono, el gordo se paro, se dio media vuelta y encaro al pibe. El pibe se quedo sentado, riendosele en la cara, hasta que el gordo se volvio a sentar.

La discusion siguio, y en un momento el pibe le dice: "Si seguis jodiendo voy a sacar un cuchillo". El gordo volvio a arrugar, pero el pibe ordeno al chiquito a que apagara la musica.

En ese momento, Gisselle me dice: "Entendes ahora por que los judios odian a los arabes?". La verdad es que no entendi. Todo intento mio de interpretar el hecho como un acto de resistencia cultural arabe frente a la ocupacion judia choco frente a una pared de realismo del lado de Gisselle, muy comprensible por cierto.

Cositas un poco interesantes que suceden en las calles de Tel Aviv todos los dias.

Mas regularidad

El problema con los blogs, empiezo a ver, es que no podes dejar demasiado tiempo sin escribir. El primer motivo es que se te va pasando la oportunidad de contar cosas (cosas que en su momento te parecieron interesantes y despues te las olvidas o te acostumbras a ellas, y cuando las queres escribir ya se repitieron tantas veces que no te parecen algo digno de contar), y el segundo es que la gente empieza a ejercer presion. Agradezco a los amigos que hicieron presion para que escribiera. Tengo que ponerme las pilas y agarrar mas regularidad.

Un fin de semana: en Israel, en Tel Aviv y con Kope

Hubo primer fin de semana de quiebre. Sustancias y a mirar la tele, un partidito de war, satisfacer el manchis con el almacen Yellow de las estaciones de servicio. Y cama, muchas horas de cama. Se que si Chela estuviera conectado al mundo cibernetico me condenaria a la hoguera sin derecho a apelacion, pero Chela se mantiene limpio en su mundo desconectado.

Kope me convencio de que es muchisimo mejor tener gato que perro. Como no lo habia pensado antes? Es un bicho chico, no jode cuando se sube a la cama, no hace ruido ni le ladra a las visitas, y lo mejor de todo: es independiente. Si se vive en una casa como la de Kope, con patio, se puede dejar una ventana abierta y enseniarle al gato a hacer sus necesidades incluso fuera del patio. Asi no tenes que sacarlo, ni preocuparte por cuantas horas estas fuera de casa, si le dejas suficiente comida. El -en este caso Locura- se va y vuelve, sin compromiso. Eso si: cuando Kope lo llama, siempre, sin excepcion, obedece.

Este, como otros, es un comportamiento canino por parte del felino del Perro. Esa es la gracia: que tu gato tenga ciertas -solo ciertas- actitudes de perro: que se cuelgue a jugar (un poco, tampoco la exageracion), que responda a los llamados y las ordenes, y que no sea un tipo totalmente autonomo, que este en la suya y le importes tres carajos (como son la mayoria de los gatos), sino que tenga cierto nivel de amistad contigo, su duenio.

Para los que les interese saber, al war marche como en la guerra, y gano Kope, cuyo objetivo era destruirme. En el correr de la partida -y cuando todavia era fuerte- les ofreci al Gordo Gadi y a Yair, cada uno a su turno, sendos pactos geopoliticos y militares. Como suele ocurrir, obnubilados por su propia ambicion, rechazaron las ofertas, de igual manera que, mas tarde, ciegamente se negaron a cumplir con su responsabilidad historica de unirse para debilitar al Kope. Solo al final Gadi accedio (sin que yo se lo pidiera) a protegerme en el Congo, porque se habian dado cuenta del objetivo de Kope y sabian que yo no iba a poder retener a los restantes paises que me quedaban. Pero era demasiado tarde.

Mientras todo esto ocurria, en la tele se desarrollaba una competencia de baile al estilo "se elige una estrella". La graaaaaan diferencia con los programas argentinos es que aca viene gente posta, con muchisima base de ballet. Algunos la rompieron. A mi me gustaba una coreana que se mando la "gran galgal": empezo a girar hacia adelante, con su barriga hacia el piso. Para mi estaba cantado que ganaban ella y otro pibe, tambien con ojos achinados. Pero no tengo idea de quien gano.

A todo esto, empiezo a animarme a salir solo por Tel Aviv, a mandarme. El otro dia lo hice, hable con el chofer y llegue perfectamente al col-bo (almacen) supuestamente de "todo a la mitad", que de mitad tiene poco. Y despues de la jornada en lo del Kope, tambien, encare para el Azrieli Center y busque, maomeno, la parada, que encontre facilmente. Aca es asi: nadie te va a decir: camina dos cuadras, dobla a la derecha, despues a la izquierda y llegas. No. Te van a mandar mas o menos, y despues manejate. Y si usas un poquitito la cabeza, te manejas.

Tengo que volver mas seguido a la zona del Kope y tambien a la de Chela, Gady y Yair, que es la zona "primermundista" de Tel Aviv. El paisaje de torres es interesante, aunque segun mi hermana, la zona esta alejada de la vida joven. Total, de vida de joven Kope tiene muy poco.

No estoy suficientemente colgado para escribir. Estoy en stand by, porque Martin viene el martes (a las 4.25 de la maniana, como lo quiero) y hoy se suspendio la clase de hebreo. Y mientras, continuo intentando sacar fichas. Algunas saque, ahi, mas o menos, pero todavia falta.

viernes, febrero 03, 2006

Asi de sencillo

Vieron como son las cosas aca? Simplemente ocurren. Estaba releyendo el post anterior y me vino a la cabeza la forma exacta de expresar esa cuestion de la libertad.

Se trata de lo siguiente: hay un nivel de "invasion" hacia el otro muy grande, que ese otro bien no lo siente bien se lo toma para bien. Yo puedo estar con la camara en medio de la rambla y empezar a filmarte a medio metro de distancia que vos vas a seguir como si frente a el no hubiera nadie ni nada, o bien vas a sonreir y levantar el dedo pulgar. Es medio asi la cosa. Como que la concentracion de poblacion hace que la gente no se sienta invadida (con esto quiero decir agredida).

Y ahora me acuerdo de otra cosa: el supermercado. Para maniobrar con el carrito tendria que haber sacado libreta de conduccion de carritos de super. Pero, segun mi hermana, es el super mas barato que hay en la vuelta.
Me sentia como aquel escritor enlaberintado de los hermanos Cohen (muy pocas veces recuerdo los films que mas me gustan), que llega con su maquinita de escribir a una habitacion desolada de un hotel hollywoodense. En medio de una decena de rusos jugando a ser occidentales, fui a parar a mi pelado cuarto con una mania ordenadora a contramano de la realidad. Todo a mi alrededor tiende a fluir, a ser pantalones grandotes casi cayendosele a la gente, mientras yo me atajo cada vez mas; cada vez mas quisiera vivir como en los 50, todo marron, todo controlado, solo ecos de tacos, con la locura circulando por dentro y siendo descubierta, de a pedacitos, en los silencios cinematograficos. Pero locura de verdad, no comercializada, estandarizada ni simulada. No se trata de ser cerrado, es que no es facil convivir con rusos. O capaz que soy yo: hay un "afuera" que quisiera controlar, que me asusta un poco. Aclarare: no es que me asuste, es que me siento en completa desventaja, ya que no conozco los codigos, las reglas, lo que se dice y lo que no. Quiero decir: cuando te preguntan como andas, devolves la pregunta? En Uruguay es natural hacerlo, pero aca sospecho que no. Si supiera que no, listo, pero estoy en el medio, que si que no. Se que en poco tiempo lo dominare, porque asi lo hice en 1999... pero todavia ese tiempo no transcurrio.

He llegado a una realidad en la que todo se exterioriza, queda poco espacio para lo "loco". Tengo frente a mi la comprobacion mas explicita de como el neoliberalismo absorbio a su enemigo cultural dandole un abrazo de oso. Ejemplo: hay una calle, Bogroshov, donde se concentran las tiendas de remeras y accesorios rocanroleros. Curiosamente, lo que mas me debia atraer me resulto aburridisimo. Halle todo estandarizado.

Retrocedamos un poco. Como llegue hasta ahi? Apenas arribado al campus (Mivke Israel, despues explicare como es) me encaro Tal, oriundo de Katrinasberg, en la frontera con la temida Siberia. El loco me queria tratar como si fuera un inmigrante, y me hizo llenar un formulario para saber que necesidades tengo y que cosas me interesan. Al final del formulario, se preguntaba si tengo a alguien aca, y le dije al loco que a mi hermana, a lo cual respondio: ah, entonces el formulario no sirve para nada, porque esto es para gente que esta sola.

De todas formas, el loco se colgo, nos quedamos hablando, me invito a tomar un cafe, jugamos al ping pong, etc. Ahi me comunico que viajaria a Tel Aviv (yo estoy en Holon, un suburbio de la ciudad) a "filmar".

-Filmar que?
-Cosas

Caramba! Vine aca a estudiar cine y lo primero con lo que me topo es esto! Vamo arriba.

El asunto es que el loco ya habia hecho el ejercito, y aunque habia perdido estado fisico, se quedo con ganas de mas luego de caminar non-stop durante siete horas.

Un tipo aburrido, aparentemente sin amigos, pero sensible. Medio nabo para filmar (estudia "technological management", anda a saber que es eso), pero al menos tiene esa inquietud.

Cuando empezas a caminar por Tel Aviv, tu vida empieza a fluir y te vas tranquilizando, te vas alejando del mundo estresado. Cierto que no estoy en una situacion de "vida real", pero lo mismo no me paso en Estados Unidos ni en Espania ni en Brasil ni en Argentina, los otros sitios donde estuve como sobra humana.

La tranquilidad no llega por la ciudad en si, sino por el aire de libertad que se respira. Hay cuestiones culturales muy fuertes que impactan al instante, como los perros dentro de los shopping centers o en los restoranes mas finos. O filmar y que nadie se inmute. O llegar a una exposicion fotografica callejera y filmarla, sin que nadie te diga una palabra.

Cuando Tal me propuso el paseo, no habia caido en la cuenta de que eso tambien significaba consumo: una latita por aca, unas semillitas por alla, un encendedor por el otro lado. El uruguayo sin un peso.

En el medio, una conversacion larga de banco de plaza.

1. "Las mujeres (luego me tradujo mi hermana: las rusas) solo buscan plata, si encuentran a alguien que tiene mas dinero que vos, se van con el".

2. Llevo 13 anios aca y me siguen haciendo sentir como un extranjero. En Rusia me discriminaban por judio, aca por ruso.

3. No quiero tener una familia aca. Tener hijos, que tengan que ir al Ejercito... no.

4. La gente aca se casa porque si, porque no piensa en el futuro. La gran mayoria se divorcia, pero no piensan en eso. Se casan hoy porque pinta.

5. Lo que no pudo Hitler, lo estamos haciendo nosotros mismos. La gente es un poco mejor en los territorios. Es gente que, por su religiosidad, mantiene ciertos valores, no piensa solo en el dinero.

Mientras se daba la charla, tres parejas vestidas con sus mejores galas (las mujeres de blanco, una de ellas con mucha transparencia) hacian fotos de boda. Parece que es "el lugar".

Como es que una de las ciudades centrales del mundo infunde tanta tranquilidad? El terrorismo, por ejemplo, es algo tan lejano... uf! lejano, de veras, lejano. Se siente mas miedo por la delincuencia en Montevideo. Creanme. Pero... y el capitalismo? Y el consumismo? Y la velocidad? Si si, todo eso esta, pero podes hacer la tuya. Para mi, que venia en un ritmo bastante intenso de trabajo, fue como que me hubiera bajado la presion: tiempo, libertad, mirar, detenerse. Tiempo, sobre todo, para pensar, reflexionar. En Montevideo, una ciudad infinitamente mas lenta que esta, no lo tenia.

Basta, dijo Charly... y yo tambien. Ahora que pienso, flashear aca podria definirse de la siguiente manera: La levedad del ser. Quien escribio o filmo eso? Bueno, en realidad lo defino de esa manera no por serlo intrinsecamente, sino por contraposicion a Uruguay, donde siento necesidad de mucho artificio para flashear. No piensen en sustancias, piensen, por ejemplo, en tener que trasladarse, ir a buscar el flash en lugar de que el venga a vos, hurgar, hurgar, tomar la pesada -aunque deliciosa- Pilsen. Dejar crecer la panza.

Basta habia dicho, no?

martes, enero 31, 2006

amor fraternal


Si mama tan solo supiera encender una computadora... Siguen las horas y yo sin poder cambiarme la ropa. Maldita Iberia! La de la foto es mi hermana, que dicho sea de paso, pense que vivia mas tranquila: acaba de escuchar sirenas y prendio la radio a ver si habia habido algun atentato. Lo que pasa es que asi fue el otro dia que se exploto uno en la terminal de buses.

tel aviv airport

los judios acechan... notaran la ausencia de valijas al lado del viajante: es que los gallegos me las perdieron, espero que lleguen maniana. igual, mas que perder todas mis pertenencias no me va a pasar. abrazos sionistas!

jueves, enero 26, 2006

Pum para arriba

Si leyeron el post anterior, habrán notado que empecé con fuerza... grunge.

Qué se le va'cer. Con el Leo Kierszenbaum, amigo en Jerusalem, tendremos un rito "johnny walker" de fin de una etapa y también de inicio de otra. Será el fin de semana que viene, o cuando pueda viajar a la capital. Para entonces, supongo, no habrá cambios radicales, pero espero que el negro de la pantalla comience a ser cada vez más un decorado meramente fútil.

Como dijera Lágrima Ríos: ¿quién no fue abandonado alguna vez?

Shalú

Como un líquen

Yo, líquen de la Antártida, declaro que seguiré en ella hasta morir, sea ésta muerte natural o adriática. Sustento, apoyo, respaldo, pared de sonido, será para mí. Pero no fuente. Jamás fuente. Fuente hubo una sola y se movió, y se perdió, y no vuelve. Porque la fuente es móvil, no se deja atrapar nunca. Está hecha para eso: para ser compartida, para ser fuente, siquiera temporal, para varios. Sus minerales y agua me secaron los nervios. La autoestima baja como la presión de mi mamá después de la ampolla. Quedo blanco, inmóvil, frenado, autómata. Depresión. Mierda. Whisky con Leo. Homosexualidad. Odio. Rabia. Violencia doméstica. Miedo. Racismo paternal. ¡Qué irracional que sos! ¡Qué poquito valen tus decisiones! Pendeja: me sacaste el output. ¿Ósmosis? ¿De qué ósmosis me estás hablando? En el vacío onírico no hay de eso. Hay nada. Y la nada incluye ganas de no pelear. Se me achican los hombros, no puedo expandir el pecho. Machismo, entre todas las fotos. Zitarrosa, también. Repetir la historia, ¡qué fracaso: de nuevo como en la adolescencia! ¿Y cuál será el próximo? Todo es blanco… blanco… blanco… Ella, en cambio, será un paliativo: tendré donde apoyar mis pies; no tendré, eso sí, de dónde alimentarme. La alimentación, como dije, está en la fuente. ¿Cuál será mi fuente? Creo que no la habrá. Conclusión: freezer. Freezer y petrificación. Vacío. Aislamiento, ceguera, sueño eterno. Dinero, comida y televisión. Hermetismo, como este cuento.